Gocheando en Café Saigón

Gocheando en  Café Saigón
Gocheando en Café Saigón

lunes, 22 de enero de 2018

Mesón Castellano. Maqueda, Toledo.

Después de muchos años, he vuelto a este mesón a los pies de la Carretera Nacional V en Maqueda, Toledo y ha resultado un gran éxito por su rica y bien presentada comida como por la profesionalidad de sus camareros.







Lo he visto renovado, ampliado y adaptado a los nuevos tiempos. Una carta clásica, con toques modernos en presentación, unos postres increíbles y unas instalaciones con una decoración muy luminosa y limpia.

Si queréis comer bien en este pueblo toledano o hacer una parada técnica para comer en ruta no os arrepentiréis al elegir este establecimiento.

Con pedir entrante, segundo y postre os quedaréis saciados por cantidad y calidad de la comida.


Entrantes

Setas empanadas

Pedimos unas setas empanadas para empezar y nos encantaron, quizás yo las empanaría más grandes, pero eso va en gustos.


Ensalada de perdiz

Una ensalada de perdiz exquisita, cada día la caza me gusta más, será por la edad digo yo.


Platos principales

De principales cuatro diferentes, en la diferencia esta el gusto.



Culetillas de lechal

Chuletillas de lechal, siempre ricas y con buena ración de patatas.


Carrilleras ibéricas

Carrillera Ibérica de monumento con una salsa de mojar y mojar.


Capón en pepitoria

Capón en pepitoria delicioso, que por supuesto tuve que ayudar a mi suegra a acabar porque venía mucha cantidad.

Rabo de toro con foie

Rabo de toro con foie, desmenuzado y con un dado de foie entre la carne, simplemente de 10. Este tipo de carne me pierde y si lo acompañas con ese manjar del pato agranda la experiencia.


Postres



Ya se sabe que los postres pueden agrandar o empequeñecer la sensación final y en este caso añadió puntos positivos al resultado final.


Torrija de cítricos


Torrija de citricos, jugosa y esponjosa




Natillas

Natillas, de 11 y sin canela como debe ser.



Espuma de donuts


Espuma de donuts con helado de turrón, sorprendentemente rico, un descubrimiento.



Finca Loranque


El vino fue un Finca Loranque, syrah y tempranillo, vino de la Tierra de Castilla 2013, Bargas, Toledo. Más que correcto, maridó bien con lo que pedimos, no quedó.

La cuenta

Se pagó con gusto, debido a la calidad y cantidad de comida, pero quizá no para todos los bolsillos.

En definitiva, para ir en pareja, celebración o con amigos acertaréis si o si. Volveré mas pronto que tarde, para pedir algún plato más que se me quedó en el tintero.

Enhorabuena al mesón por el buen trato recibido, siempre es un gusto que te atiendan bien, rápido y con buen semblante.


Puntuación en gochitos


Espacio




Servicio




Menú




Precio




Nota medía





http://www.mesoncastellanomaqueda.es
https://www.facebook.com/Meson-Castellano-Maqueda-394616423940996/


br />



Filustro

lunes, 13 de noviembre de 2017

Bibo Madrid. Cuando la sencillez se convierte en excelencia.

Tenía yo ganas de ir a este restaurante y Susana, con muy buen criterio, aprovechó la ocasión para invitarme por su cumpleaños. Y todo salió a pedir de boca.




Su situación en el Paseo de la Castellana 52, Madrid te permite ir en metro estación Rubén Darío, línea 5. Moverte por la capital en transporte público es una maravilla, no te tienes que preocupar en aparcar y además puedes beber sin problemas. Eso sí para los que el coche es una extensión de vuestro cuerpo no tendréis problemas el restaurante tiene servicio de aparcacoches.

La sensación de amplitud al entrar y la bonita decoración sorprende, ese globo encima de la barra te recibe imponente. La buena elección del local, la decoración, las cuberterías, las vajillas, los vasos e incluso el recipiente donde te traen la cuenta, es importante en la restauración de hoy en día. Es un factor que ha tomado relevancia en la experiencia en un restaurante, pero no tiene que acaparar ni enmascarar sino sumar puntos en el resultado final.

Nos sentaron inmediatamente con un trato exquisito, en una mesa grande, uno en silla y otro en un sillón corrido junto a un gran ventanal. El recinto está aprovechado al máximo, incluso en la barra puedes comer, vamos que le han dado una vuelta para aprovechar el espacio al máximo.

Nos ofrecieron la carta de cócteles y picamos. Ya sólo la presentación como cartas de póquer atrae, pero la variedad que ofrece atrapa y la verdad nos dimos un capricho, era una ocasión especial.

MEDITERRANEAN FIZ
Contiene limón, fresa, albahaca, mandarina, gin mare y tónica. Homenaje al Mediterráneo. Desde Gin Mare, hecho en Vilanova i la Geltru, pasando por las fresas, la albahaca o los cítricos. Espectacular preparado, equilibrado, fresco y apetitoso.

PICON Nº1
Contiene limón, naranja, fresas, menta y amer picón. Ideal como aperitivo para la hora del vermut. ¿Y qué es el amer picón?, indagando por las redes he encontrado esto. En 1987 el Sr Geatan Picon, un francés que residía en Philippeville (Bélgica), ideo la fórmula de un aperitivo amargo, aromatizado con genciana, quinina y piel de naranja, el cual comercializaba como un maravillosos tónico para el apetito, y poderosa cura para el malestar estomacal; con el tiempo regreso a su tierra natal y empezó la producción en masa de su bebida. La bebida gusto mucho a sus compatriotas los que, sin embargo, la encontraban demasiado empalagosa para su gusto y empezaron a mezclarla con cerveza, lo que sería conocido como Pincon Punch. El amargor del picón le da un punto muy agradable a la mezcla, descubrir un nuevo sabor siempre está bien y además he descubierto que se mezcla con cerveza otra de mis pasiones.

Antes de entrar en materia culinaria propiamente dicha, deciros que elegimos de vino un RATZENBERGER CASPAR R 2015 Riesling / Weingut Ratzenberger. fresquísimo, afrutado, bastante dulce, pero a la vez equilibrado. Creo que hicimos una buena elección, aquí tenéis las características del vino. Carta de vinos

Vamos a lo importante, aquí os dejo lo que comimos.

Empezamos con el aperitivo y el pan

Chips de arroz y queso parmesano
 Uno chips de arroz y queso parmesano, finos, elegantes y con un toque a queso exquisito.

El pan y la mantequilla
Mas que pan era un bollo con un poco de pimentón, esponjoso y muy tentador, nos estuvimos conteniendo para que nos durara para toda la comida.

1/2 ración de ensaladilla rusa a la andaluza. Patata machacada, aove mayo y ventresca de atún
Una jodida obra maestra, que rico, sencillo y exquisito. Con las regañas para comerlas más fácilmente sin necesidad de cubiertos. Hasta ese día la ensaladilla rusa perfecta tenía nombre, la de mi cuñada Alicia, pero la han desbancado de su trono, pero hay que decir que ella no tiene dos estrellas michelín. Esto dignifica aún más a la de Alicia porque esta a un nivel parecido. Eso si la finura de Dani García se nota, todo muy machacado con una textura ideal para comer compulsivamente. el 10 se queda corto para puntuar esta maravilla. Viva la sencillez y la buena materia prima

Langostinos crujientes Robuchon. Langostinos de Sanlucar envueltos en albahaca fresca
Los langostinos de Sallucar, junto al jamón de Jabugo y el atún rojo de almadraba es un trío para enmarca y declararlo patrimonio gastronómico de la humanidad. Nos os perdáis esta maravilla, el crujiente fino, el punto del langostino y el toque de la albahaca, le da al bocado un halo de excelencia. Si me ponen una docena me lo como sin rechistar.

Tataki de presa de cerdo ibérico. Presa de cerdo ibérico de bellota en tataki, soja, yuzu, aceite de oliva y sésamo.
Presentación, sabor y equilibrio. Fíjate que la soja y el yuzu tienen potencia, pero la verdad que resultó un plato muy bien elaborado, los espárragos trigueros en su punto justo de cocción y que decir de la presa ibérica, viva el cerdo. Otra genialidad de Dani García.

Tartar de lomo alto de atún de almadraba, soja blanca fermentada y germinado de rabanitos. 
Este pescado es para ponerle un monumento, que textura y sabor. Un lujazo para los sentidos, los germinados aportan frescura y potencia. Imprescindible


Albóndigas de ciervo.
Cuando nos sentaros nos ofrecieron varios platos de puchero y cuchara. Pedimos estas albóndigas de las que hay que destacar la salsa, fina y sabrosa, reducida al máximo. Genial, quizá un poco secas por dentro, podría ser por el tipo de carne. Aún así espectaculares.


Cheesecake Bibo de queso payoyo. Cherseckae NYC style de queso payoyo, rosa, frutas y frutos rojos




Uff, no se que decir. Un postre puede ensalzar o arruinar cualquier velada y en este caso cerró el círculo. Inmensa en todos los sentidos, por sabor y presentación. El queso payoyo no lo había probado y me declaro fan desde hoy mismo.

Quisiera destacar el servicio del restaurante, su amabilidad y su atención. Los tiempos entre los platos perfectos, siempre atentos a que no faltara nada, tuvieron varios detalles con Susana por su cumpleaños. En definitiva se nota que la prioridad de Bibo Madrid es el cliente y que se sienta en todo momento satisfecho con la comida y el entorno.

Para finalizar deciros que me ha sorprendido la propuesta de Dani García, sencillez, excelencia, producto y cercanía. Estrellas Michelín no significa exclusividad, acercarlo a todos es un acierto que el cocinero malagueño, en mi humilde opinión, ha conseguido con este restaurante.

Puntuación en gochitos.







Filustro